Cada año, en enero, el Foro Económico Mundial (WEF) publica su Informe de Riesgos Globales, en el que se destacan los principales riesgos medidos en función de la probabilidad y el impacto disruptivo. 2020 fue un año histórico para este informe1, ya que fue la primera vez que los cinco principales riesgos fueron todos medioambientales. Los líderes mundiales tenían claros los principales riesgos sistémicos: el clima extremo, la inercia política, la pérdida de biodiversidad, las catástrofes naturales y los daños causados por el hombre al planeta.

Luego llegó la pandemia y la normalidad se sacudió. Entramos en 2022 en medio de la incertidumbre sobre el impacto inflacionario en la economía, la persistente especulación sobre la política de los bancos centrales y la significativa preocupación por la presión sobre los ingresos de los hogares. Debido a las dramáticas oscilaciones diarias de los mercados en la actualidad, es más importante que nunca centrarse en el horizonte a largo plazo.

Los riesgos que trae el cambio climático y los retos relacionados con la naturaleza no han disminuido, y la urgencia de actuar se ha visto amplificada por el más reciente Informe de Riesgos Globales 2022 del WEF2, en el que el fracaso de la acción climática, las condiciones meteorológicas extremas y la pérdida de biodiversidad se clasificaron como las mayores amenazas para la economía mundial. Alinear las decisiones de asignación de capital con un mundo descarbonizado, eficiente en el uso de los recursos e inclusivo sigue estando en la vanguardia de nuestro pensamiento de inversión. El imperativo de la inversión sostenible, en nuestra opinión, nunca ha sido mayor.
Identificar los riesgos más graves a escala mundial en los próximos 10 años

Source: Encuesta de percepción de riesgos globales del Foro Económico Mundial 2021-2022

Acción climática

Este año hay varias oportunidades para acelerar la alineación de las políticas. La COP15 de la ONU para el Convenio sobre la Diversidad Biológica, que comenzó en octubre de 2021, continuará en Kunming (China) en abril de 2022. Tras el retraso de la Conferencia COP 26 del año pasado, la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático 2022 (COP 27) se celebrará en Sharm El-Sheikh, Egipto, en noviembre.

La COP27 será una oportunidad importante para que los países ejerzan sus mecanismos de trinquete después de la COP26 en Glasgow en noviembre de 2021, ya que la trayectoria de las políticas se ha consolidado para abordar la reducción de las emisiones y la disminución de la biodiversidad. Aunque el resultado de la conferencia podría haber ido más lejos, la dirección del camino está clara. Llevamos tiempo opinando que es necesaria la existencia de una colaboración mundial en torno a la fijación de precios del carbono y la COP26 ha dado un impulso positivo a estas políticas.

Los gobiernos se han comprometido a revisar y reforzar sus objetivos para 2030 para alinearlos con el objetivo del Acuerdo de París de limitar el calentamiento global a 1,5 grados centígrados por encima de los niveles preindustriales. Tenemos la esperanza de que se aborde el déficit de ambición; el coste de no hacerlo es elevado. Además de las enormes repercusiones del cambio climático en las personas y el planeta, según el último Informe de Riesgos Globales del WEF, la inacción total en materia de clima provocará pérdidas que se prevén entre el 4% y el 18% del PIB mundial, con diferentes repercusiones en las distintas regiones3. Esperamos ver una mayor colaboración, encabezada por la reiteración del compromiso conjunto de EE.UU. y China, y que se produzca no solo una transición rápida, sino también justa, hacia un futuro con bajas emisiones de carbono.

Como inversores, necesitamos ver una clara capacidad de acción e irreversibilidad por parte de las empresas a medida que avanzan en la descarbonización de sus procesos. En nuestra opinión, las empresas que sean capaces de reducir de forma tangible las emisiones de carbono en lugar de compensarlas, estarán mejor posicionadas para obtener rendimientos sostenibles, ya que cada vez más vemos que los costes externos se convierten en un coste interno de la actividad empresarial.
Equilibrio

Fuente: Fuente: ONE. 2021. «Inmersión en datos: La asombrosa desigualdad en el despliegue de vacunas». Enero de 2022

Después de los riesgos climáticos y medioambientales, los riesgos sociales de «erosión de la cohesión social» y «crisis de los medios de subsistencia» completan los cinco principales riesgos citados en el Informe de Riesgos Globales 2022. La aceleración de estos riesgos es sorprendente. Los riesgos sociales no entraron en el top 10 hasta el año pasado y han subido rápidamente en la escala. El impacto del Coronavirus en la desigualdad mundial ya está reconocido y la amenaza continua de la enfermedad ha seguido exacerbando los desequilibrios. Se prevé que las desigualdades aumenten, y el Banco Mundial estima que, de no hacerse nada, para 2030, 51 millones de personas más vivirán en la pobreza extrema en comparación con la tendencia anterior a la pandemia. La pobreza extrema se define como vivir con menos de 1,90 dólares al día4.

Estas estadísticas alarmantes ponen de manifiesto la importancia de que la transición hacia un futuro con bajas emisiones de carbono sea una transición justa, que conjugue la acción sobre el cambio climático con la justicia social. En la COP26, por primera vez, la «transición justa» fue el núcleo del acuerdo, reconociendo la importancia de la equidad en la forma de soportar la carga del cambio climático.

Prevemos que esta retórica continuará entre los líderes políticos, sobre todo porque las tasas de vacunación contra el COVID en las partes más pobres del mundo siguen siendo bajas. Según el último Informe de Riesgos Globales del WEF, casi el 70% de la población de los países de ingresos altos está totalmente vacunada, frente a sólo el 4,3% de los países de ingresos bajos.

Las bajas tasas de vacunación tienen claras implicaciones para la salud individual, pero también tienen efectos en cadena que repercuten negativamente en la disponibilidad y la productividad de los trabajadores y pueden provocar la interrupción de la cadena de suministro y el debilitamiento del consumo. Al igual que ocurre con el cambio climático, la lucha contra el COVID requiere una respuesta global que tenga en cuenta las necesidades y exigencias de todos, no sólo de las economías desarrolladas.

La compensación de las naciones vulnerables por las pérdidas y los daños causados por el cambio climático también empezó a entrar en el diálogo el año pasado y establece una trayectoria para los compromisos de financiación de las naciones más ricas con los países de ingresos más bajos. El mundo desarrollado ha disfrutado de más de un siglo de crecimiento económico sin precedentes a un coste medioambiental significativo. Es imperativo para el éxito de la acción climática global que las naciones en desarrollo eviten una crisis ambiental similar.

Perspectivas de Inversión

Equilibrar los intereses de los tres grupos de interés principales -el planeta, las personas y los beneficios- es esencial si queremos avanzar hacia los mayores retos a los que se enfrenta la salud de la economía mundial a largo plazo. Sin embargo, estos riesgos y desafíos también conllevan enormes oportunidades para las empresas que se posicionan para liderar la transición hacia un mundo más sostenible, contribuyendo a una rápida descarbonización y promoviendo un mundo más justo y equitativo. Al tratar de invertir activamente en estas empresas, los gestores de activos pueden generar rendimientos atractivos para sus clientes en el largo plazo y alinear sus ahorros con resultados sostenibles reales y medibles.

1 Informe sobre los riesgos mundiales 2020 | Foro Económico Mundial (weforum.org)
2 Informe sobre los riesgos mundiales 2022 | Foro Económico Mundial (weforum.org)
3 Informe de Riesgos Globales 2022 del Foro Económico Mundial. Página 31.
4 Informe sobre los riesgos mundiales del Foro Económico Mundial 2022. Página 16.

The value of active minds – pensamiento independente

Una característica clave del enfoque de inversión de Jupiter es que evitamos la adopción de una visión de la casa, prefiriendo permitir a nuestros gestores de fondos especializados formular sus propias opiniones sobre su clase de activos. En consecuencia, debe tenerse en cuenta que las opiniones expresadas -incluidas las relativas a consideraciones medioambientales, sociales y de gobernanza- son las del autor o autores, y pueden diferir de las opiniones mantenidas por otros profesionales de la inversión de Jupiter.

Información importante

Este documento tiene únicamente fines informativos y no constituye un asesoramiento de inversión. Le recomendamos que consulte cualquier decisión de inversión con un asesor financiero, especialmente si no está seguro de que una inversión sea adecuada. Jupiter no puede ofrecer asesoramiento en materia de inversión. Los movimientos del mercado y de los tipos de cambio pueden hacer que el valor de una inversión baje o suba, y que usted recupere menos de lo invertido originalmente. Para obtener definiciones, consulte el glosario en jupiteram.com. Las opiniones expresadas son las de las personas mencionadas en el momento de la redacción, no son necesariamente las de Jupiter en su conjunto y pueden estar sujetas a cambios. Esto es especialmente cierto durante los periodos en los que las circunstancias del mercado cambian rápidamente. Se hace todo lo posible para garantizar la exactitud de la información, pero no se ofrece ninguna garantía. Los ejemplos de participaciones tienen únicamente fines ilustrativos y no constituyen una recomendación de compra o venta. Emitido en el Reino Unido por Jupiter Asset Management Limited (JAM), con domicilio social: The Zig Zag Building, 70 Victoria Street, London, SW1E 6SQ está autorizada y regulada por la Financial Conduct Authority. Emitido en la UE por Jupiter Asset Management International S.A. (JAMI), con domicilio social: 5, Rue Heienhaff, Senningerberg L-1736, Luxemburgo, que está autorizada y regulada por la Commission de Surveillance du Secteur Financier. Para los inversores de Hong Kong: Publicado por Jupiter Asset Management (Hong Kong) Limited (JAM HK) y no ha sido revisado por la Securities and Futures Commission. Queda prohibida la reproducción total o parcial de este documento sin la autorización previa de JAM/JAMI/JAM HK. 28571