El aumento de la inflación, el agravamiento de los conflictos geopolíticos, las subidas de los tipos y el miedo a la recesión se han combinado para crear una época complicada para los inversores. Quienes invierten con una configuración tradicional de 60% bolsa/40% bonos, se enfrentan poco menos que a una tormenta perfecta.

Durante los últimos 20 años aproximadamente, los retornos de los bonos y las acciones han presentado una correlación negativa: cuando unos suben, los otros bajan. Esta relación ha ayudado a los inversores con carteras 60/40 tradicionales a reducir la volatilidad y el riesgo en fases de incertidumbres en los mercados. Por ejemplo, durante una corrección bursátil los inversores podían acudir al valor de su cartera de bonos en busca de protección.

Sin embargo, últimamente esta combinación simplemente no ha funcionado, ya que tanto las bolsas como los mercados de bonos han caído considerablemente y al unísono. Dado que no aparecen señales de que vayan a apaciguarse las difíciles condiciones actuales en los mercados, se ha acentuado el miedo a que se reedite las fases de correlaciones positivas entre acciones y bonos que se vieron por última vez en la década de 1970 y comienzos de la década de 1980. 

A consecuencia de ello, muchos inversores están tomando conciencia de la necesidad de ir más allá de las estructuras 60/40 tradicionales en favor de un planteamiento más moderno. Concretamente, está abriéndose paso la idea de conseguir diversificación a través de estrategias descorrelacionadas, en lugar de entre varias clases de activos.

La adopción cada vez mayor de estrategias de renta fija de retorno absoluto es un ejemplo de ello. Los fondos de retorno absoluto generalmente tratan de conseguir retornos positivos en todos los entornos de mercado. No tienen índice de referencia, así que deben evaluarse atendiendo a la habilidad del gestor a través de su nivel de rendimiento ajustado al riesgo, o el rendiento frente a la cantidad de riesgo empleado para conseguirlo.

En los fondos de renta fija de retorno absoluto, el objetivo es construir una cartera que posea características adecuadas en su exposición a la duración, las curvas de rendimientos, el riesgo crediticio, los países y las monedas. Estos productos deberían emplear una cobertura completa mediante derivados para así poder conseguir rentabilidades positivas en un entorno de rendimientos al alza. El objetivo del proceso debería ser conseguir rentabilidades diversificadas en todo el espectro de la renta fija y las monedas y no depender de un área concreta del mercado. Estos fondos presentan diferentes grados de liquidez y volatilidad. Las temáticas macroeconómicas suelen mantenerse durante un periodo razonable. Sin embargo, los horizontes de inversión tenderán a ser más cortos, ya que la estrategia se reinventa continuamente para adaptarse a esas temáticas macroeconómicas de mayor recorrido y alcanzar sus objetivos de rentabilidad positiva.

Durante los últimos años, las estrategias de renta fija de retorno absoluto han sufrido salidas de capitales por sus dificultades para ofrecer las rentabilidades sin correlación que prometían a los inversores, ya que las posiciones largas dominaron los flujos de inversión en el contexto de las caídas de los tipos de interés. Esta situación se vio favorecida por la política extremadamente laxa de los bancos centrales a raíz de la crisis financiera y la dañina volatilidad macroeconómica, lo que resultó ser un entorno complicado para que los partícipes de fondos de renta fija de retorno absoluto encontraran rentabilidades diversificadas.

Mas recientemente, la inversión en renta fija con enfoque de retorno absoluto ha suscitado un mayor interés, ya que las carteras con ponderaciones 60/40 han acusado las dificultades del entorno de mercado y los inversores están buscando diversificación en otras áreas. El miedo a la inflación ha despertado inquietud en torno a los mercados de renta fija, ya que el ciclo ha avanzado. Las extremas medidas de política monetaria de los bancos centrales también han creado oportunidades, ya que las economías se mueven a diferentes velocidades, lo que pone sobre la mesa rentabilidades diversificadas que los gestores de fondos de renta fija de retorno absoluto pueden aprovechar, pero que los fondos de renta fija tradicionales tienen dificultades para captar. Sin duda, el enfoque de retorno absoluto está suscitando atención.

Sin embargo, los inversores están analizando los fondos con mayor detalle tras las experiencias del pasado y están asegurándose de que estas estrategias ofrezcan exposiciones verdaderamente diversificadas a inversiones tradicionales de renta fija.

Creemos que los fondos 60/40 más tradicionales probablemente tendrán dificultades para conseguir rentabilidades positivas ahora que la economía mundial se recupera de la pandemia, la política monetaria se endurece y la inflación sigue aumentando. En este contexto, creemos que los fondos de bonos de retorno absoluto deberían ser una exposición permanente en carteras multiactivos adecuadamente diversificadas gracias a su capacidad de generar rentabilidades sin correlación y, por lo tanto, de mejorar el perfil general de riesgo de las carteras.

The value of active minds: pensamiento independente   

Una característica clave del enfoque de inversión de Jupiter es que evitamos la adopción de una visión de la casa, prefiriendo permitir a nuestros gestores de fondos especializados formular sus propias opiniones sobre su clase de activos. En consecuencia, debe tenerse en cuenta que las opiniones expresadas -incluidas las relativas a consideraciones medioambientales, sociales y de gobernanza- son las del autor o autores, y pueden diferir de las opiniones mantenidas por otros profesionales de la inversión de Jupiter.

Información importante   

Esta comunicación está destinada a los profesionales de la inversión* y no es para uso o beneficio de otras personas, incluidos los inversores minoristas. Este documento tiene únicamente fines informativos y no constituye un asesoramiento de inversión. Los movimientos del mercado y de los tipos de cambio pueden hacer que el valor de una inversión baje o suba, y usted puede recuperar menos de lo invertido originalmente. Las opiniones expresadas son las de los gestores del Fondo en el momento de la redacción y no son necesariamente las de Jupiter en su conjunto, y pueden estar sujetas a cambios. Esto es especialmente cierto durante los periodos en los que las circunstancias del mercado cambian rápidamente. Los ejemplos de participaciones tienen únicamente fines ilustrativos y no constituyen una recomendación de compra o venta. Se ha hecho todo lo posible para garantizar la exactitud de la información proporcionada, pero no se ofrece ninguna seguridad ni garantía. Emitido en el Reino Unido por Jupiter Asset Management Limited, con domicilio social: The Zig Zag Building, 70 Victoria Street, London, SW1E 6SQ está autorizada y regulada por la Financial Conduct Authority. Emitido en la UE por Jupiter Asset Management International S.A. (JAMI), con domicilio social: 5, Rue Heienhaff, Senningerberg L-1736, Luxemburgo, que está autorizada y regulada por la Commission de Surveillance du Secteur Financier. Publicado en Hong Kong por Jupiter Asset Management (Hong Kong) Limited (JAM HK) y no ha sido revisado por la Securities and Futures Commission. Ninguna parte de este comentario puede ser reproducida de ninguna manera sin el permiso previo de JAM, JAMI o JAM HK.

 

*En Hong Kong, los profesionales de la inversión se refieren a los inversores profesionales, tal y como se definen en la Ordenanza de Valores y Futuros (Cap. 571 de las Leyes de Hong Kong), y en Singapur, a los inversores institucionales, tal y como se definen en la Sección 304 de la Ley de Valores y Futuros, Capítulo 289 de Singapur.  29278.