Un nuevo periodo de déficits parece estar desarrollándose en el mercado de la plata. El año pasado se registró el mayor déficit del que se tiene constancia, ya que la oferta fue inferior a la demanda por 237 millones de onzas.

Los principales causantes fueron un aumento del 5% en la demanda industrial, un aumento del 29% en la demanda de joyería (principalmente procedente de la India) y un aumento del 22% en la inversión física (barras y monedas) 1 . Sin embargo, la oferta de plata extraída se mantuvo constante en alrededor de 800 millones de onzas.

Las aplicaciones industriales de la plata, así como la creciente demanda de barras y monedas, garantiza que la mayor parte de la nueva oferta procedente de las minas seguirá destinándose a estos sectores. Sin embargo, durante los dos últimos años, la demanda institucional a través de los productos cotizados ha sido relativamente baja. A la vista del tamaño de los flujos de los fondos cotizados, la demanda institucional de plata y oro ha resultado tener un mayor impacto en los precios al contado de estos metales.
La plata se encuentra en un profundo déficit estructural
Desequilibrio entre la oferta y la demanda en el mercado mundial
Estrangulamiento en el mercado de la plata
Un buen ejemplo de ello fue el estrangulamiento del mercado de la plata que se originó en Internet en 2021 y que llevó a conocidos productos cotizados a destinar más de 100 millones de onzas por espacio de tres días, lo que provocó que el precio al contado de la plata subiera un 15% hasta 30 dólares la onza. Hasta ahora, los flujos de inversión institucional en la plata han sido breves pero potentes, lo que ha demostrado la influencia que ejercen los movimientos de capitales importantes en un mercado relativamente pequeño.

La plata, como el oro, cuenta con reservas en superficie que pueden absorber un déficit estructural durante un tiempo. De hecho, una de las razones clave por las que el oro y la plata han sido opciones ideales como dinero a lo largo de la historia es un ratio existencias-flujos elevado. Sin embargo, como la dinámica de las materias primas ejerce una influencia cada vez mayor en el precio al contado y las existencias de plata descienden, creemos que están aumentando las probabilidades de un estrangulamiento en el futuro. De acuerdo con datos de la asociación sectorial LBMA, las reservas de plata en Londres han caído hasta su nivel más bajo desde 2016 2.
Reservas de plata en Londres, 2016-2022
Con frecuencia, la plata pasa por ser un metal exclusivamente industrial, a pesar de que cotiza con una correlación del 80% con el oro, muy superior a la de cualquier otro metal básico. El fuerte vínculo histórico entre la plata y el oro demuestra que la plata es, ante todo, un metal monetario (en varios países de Latinoamérica, «plata» significa «dinero»), pero también es un componente importante de una lista de aplicaciones industriales que no deja de crecer. La demanda industrial de plata (en aplicaciones como vehículos eléctricos, tecnologías 5G y energía solar fotovoltaica) está creciendo a razón de un 5% anual y es esencial para la transición hacia una energía ecológica.

La plata tiene un perfil de beta (volatilidad) más alta que el oro debido al tamaño relativo de los volúmenes diarios de negociación entre los metales: la plata es más sensible a los movimientos de capitales. Otro indicio de que la plata es un metal monetario es que las mesas de negociación de lingotes operan frecuentemente con XAU/USD (oro en dólares estadounidenses) y XAG/USD (plata en dólares); no existen códigos de divisa para el cobre, el latón, etc. Por último, aunque el oro está aproximándose a su máximo histórico de más de 2.000 dólares por onza, la plata se encuentra menos de un 50% por debajo de sus máximos históricos. Dada su alta correlación con el oro, la plata podría ser más interesante para los inversores en un momento de desvalorización de las monedas fiduciarias, es decir, «desdolarización».

El Silver Institute ha pronosticado otro gran déficit de plata este año, concretamente de 142 millones de onzas, lo que colocaría esta cifra como el segundo mayor déficit en más de 20 años.

¿Qué significa este desequilibrio en la oferta para los inversores? Creemos que la plata podría recibir impulso de una potente combinación de factores, como la demanda de los inversores profesionales y minoristas, la floreciente economía verde y las restricciones constantes que sufre la oferta.
The value of active minds: pensamiento independiente